Wonder Boy: The Dragon’s Trap y la mejor manera de tratar a la nostalgia – Artículo Gamer

Vamos a recordar uno de los mejores y más olvidados remakes de la historia.

En esta era de la remasterización (¡¡¡Santa madre de Dios, son como Starbucks, hay una a cada vuelta de la esquina!!!), muchos juegos no son tan antiguos realmente, otros ya cargan una buena cantidad de décadas detrás y, como con este título, es bueno ver que Lizardcube y DotEmu se han ido un poco más atrás en la máquina del tiempo para presentar el juego clásico/de culto de plataformas de 1989, Wonder Boy: The Dragon’s Trap (sí, más de 30 años atrás…). La serie Wonder Boy comenzó como un plataformas en 2D protagonizada por un niño tribal que viajó a través de las islas para luchar contra un rey malvado y salvar a una princesa (sí, muuuy original). Ese juego, por cierto, está disponible como un remake de HD en Steam llamado Wonder Boy Returns. Volviendo al pasado, y por extraño que parezca, el desarrollador original Westone obtuvo la licencia del mismo juego, excepto sin el título y los personajes (propiedad de Sega) para Hudson Soft. Ese juego se convirtió en Hudson’s Adventure Island, que luego tendría sus propias secuelas exclusivas de la serie Wonder Boy (Saludos, Capulinita!).

Los juegos Wonder Boy (y los spin-offs bajo el nombre de Monster World) proliferarían en el Sega Master System y Genesis/Mega Drive. Por alguna razón, hubo dos juegos diferentes de Wonder Boy III: Monster Lair de 1988 y The Dragon’s Trap de 1989. Lizardcube ha elegido sabiamente rehacer este último como Wonder Boy: The Dragon’s Trap para Xbox One, Nintendo Switch y otras plataformas, y con la ayuda del diseñador original del juego, han construido un homenaje excepcional al clásico juego que en su momento fue nombrado como el mejor del año 1989.

Resultado de imagen para wonder boy dragon's trap

Tomando la opción de enfrentarlo como Wonder Boy (o Wonder Girl, opción exclusiva del remake), el viaje comienza justo donde lo dejó Wonder Boy in Monster Land. El primer nivel del juego es, en realidad, el nivel final del juego anterior, lo que te permite controlar a un héroe con todos los mejores ítems y equipos. Esta es una excelente manera de cerrar la brecha entre los dos juegos y que ha funcionado fantástico desde entonces (saludos a Symphony of the Night, que inicia en el final de Rondo of Blood full powered). Desafortunadamente, la embriagadora sensación de poder no dura mucho pues el hecho de rastrear y matar al dragón que le da nombre al juego resulta en que nuestro héroe o heroína sea maldecido, transformado en un hombre/mujer-lagarto de piel verde, y despojado de sus poderes y humanidad.

Imagen relacionada

Después de esto el castillo se derrumba, y caes en un pueblo que sirve como especie de centro de mando para la aventura. Éste tiene una serie de tiendas que contienen ítems como espadas y armaduras que mejoran tus defensas y estadísticas de ataque. Todos los niveles posteriores se ramifican desde este punto y requerirán diferentes formas de animales para acceder a ellos. Este título toma lo mejor de los elementos plataformeros de Mario combinado con los elementos de combate, exploración y RPG presentados en Metroid y Zelda. A medida que exploras el mundo y derrotas a los jefes, te transformas en nuevas formas de animales que te permiten acceder a nuevas áreas y explorar en busca de secretos. Si bien esta mecánica puede inicialmente sentirse restringida, te provee de una sabrosa curva de dificultad que, contrario a la tendencia a facilitarte la vida de la actualidad, te reta e incentiva a la vez que te enseña las habilidades necesarias para seguir adelante. Afortunadamente, la posibilidad de cambiar de forma a voluntad se desbloquea más adelante en el juego, lo que te proporciona una mayor sensación de fluidez y control de cara a los nuevos retos. Cada forma tiene un conjunto diferente de habilidades, el Lizard-Man puede disparar bolas de fuego desde la distancia, el menos poderoso Mouse-Man puede escalar paredes, y Hawk-Man puede volar a nuevas áreas y evitar el combate. Todas se complementan entre sí y brindan consistentemente nuevos e interesantes desafíos.

Justamente aquí quiero hacer un paréntesis para que te des cuenta de algo increíblemente importante: esta sección de reseña la estoy haciendo de hecho para el original juego de Master System, y funciona perfecto con el remake. Pero las sorpresas no se detienen, sigamos.

Imagen relacionada

La Trampa del Dragón es, esencialmente, una búsqueda para reclamar tu humanidad. Si bien la historia puede no ser compleja, proporciona suficiente motivación para llegar hasta el final. Lo que el juego puede carecer en la profundidad de la historia lo compensa con el excelente diseño y estilo de gameplay que ha resistido la prueba del tiempo. Jugar casi 30 años después de su lanzamiento inicial refuerza el hecho de que el juego siempre es más importante que los gráficos y el sonido. Y hablando de eso…

Resultado de imagen para wonder boy dragon's trap

En lugar de simplemente fundir los gráficos existentes, Lizardcube comenzó todo de nuevo. Drangon’s Trap usa el mismo mapa que el original, pero todos los elementos del juego han sido caricaturizados y animados a mano. Añadiendo una vibrante paleta de colores francamente impresionante (con hasta cierta reminiscencia de los animes de 80’s y 90’s), y la actualización gráfica que le han dado a los personajes (desde el protagonista hasta el más pequeño NPC) logran no sólo dotar de una ambientación magnífica y personalidad propia a cada elemento, sino también se siente la alegría en cada sombra, en cada primer plano mientras un volcán activo arroja humo y vapor al aire. Las imágenes actualizadas, creadas por Ben Fiquet, realmente se suman a la experiencia general, proporcionando una profundidad tangible y una sensación de lugar en el mundo. Ha habido una gran cantidad de cuidado y atención prodigados en este remake y Lizardcube (viejo lobo de mar tratando a los títulos de décadas atrás) ciertamente ha mostrado cómo actualizar visualmente un viejo clásico. Como genial añadido, puedes elegir un conjunto de filtros “retro” que te dan el aspecto y el sonido de 8 bits del original, lo cual de nuevo se agradece enormemente. Y hablando del sonido…

Imagen relacionada

La banda sonora actualizada compuesta por Michael Geyre es fantástica. Los nuevos temas originales de 8 bits completamente orquestados y remasterizados proporcionan una experiencia rica y apasionante que da a la búsqueda una sensación épica. El tema principal de la aldea presenta flautas, guitarras y mandolinas que dan un alegre regocijo a la maravillosa pista inspirada en la época medieval al tiempo que añade una sensación de seguridad al pueblo. En contraste, el inquietante tema del naufragio bajo el agua que suena similar a la acuática en Donkey Kong Country, evoca sentimientos de soledad, aislamiento y almas perdidas en lo profundo. Si ya teníamos una excelente verisón original, aquí se ve cómo el amor al juego y el detalle puede proveer un verdadero upgrade a algo que de por sí ya es fantástico.

Resultado de imagen para wonder boy dragon's trap

Desafortunadamente, hay algunos problemas heredados. Algunos de los enemigos golpean cajas y la detección de golpes se siente fuera de lugar e impreciso, lo que puede provocar muertes innecesarias al principio del juego. Algunos de los acertijos y las descripciones de los elementos pueden ser un tanto desconocidos y pueden generar momentos de frustración para los nuevos jugadores que estén familiarizados con las sensibilidades de juego más modernas (hablaré ampliamente de este problema en un futuro artículo, menciona en tu comentario si quieres pronto esta bronca actual expuesta). Pero en sí, no demerita ni el juego ni el gran trabajo detrás de este titulazo.

The Dragon’s Trap: Wonder Boy es un excelente remake de un clásico amado. Las imágenes mejoradas y el excelente audio realmente traen el juego a la era moderna complementando el excelente diseño del original. Esta versión moderna de un juego clásico atraerá a una nueva generación de jugadores y también recordará a los fanáticos de toda la vida por qué se enamoraron del juego original. También se incluye en el paquete una galería llena de arte conceptual, sesiones de grabación de sonido y documentos de diseño que son muy interesantes de leer, para los que buscan la versión física (no puedo decir lo mucho que recomiendo obtener esto).

Resultado de imagen para wonder boy dragon's trap

Comentario final del escritor: Considerando que estamos en el apogeo de la era del Remake/Remaster (otro artículo que, si quieren, pueden pedirlo en los comentarios), donde podemos desde ver grandes trabajos hasta parches de HD que no agregan nada a la experiencia (¡saludos Konami!), es grato encontrar un gran número de rubros afortunados en un solo proyecto. La idea y el amor que imprime Lizardcube y todos los involucrados en este remake se notan de forma inmensamente palpable en este juego (carajo, ¡si hasta el físico de Switch lo asemejaron a un cartucho de la Master System!). Aquellos dibujantes, aquellos orquestadores y músicos, mis respetos, se ve que durante meses rondaron en su cabeza los sonidos y visuales de 8 bits y su transición a la actualidad es simplemente impecable. Trabajos como estos me dejan en la cabeza dos pensamientos clave, con los que cerraré este enorme pero gratificante artículo:

Actualizar un título de la vieja escuela no debe tener el signo de dólares como bandera del proyecto, no al menos si buscas de verdad rendir tributo, en este caso, a una de las joyas más desfavorecidas (por la NES) en cuanto a la cantidad de gente que pudo experimentar el que, según los mismos jugadores, es el mejor juego del Master System, por encima de Sonic o Alex Kidd. La belleza que lograron, la jugabilidad tan intacta y hasta la especie de crossplay que le pusieron hacen de esta una experiencia inolvidable que todos deberíamos vivir (la ciudad principal tiene un cerdo oráculo que te daría una contraseña para salvar el progreso. Esta actualización incluye autoguardado, pero el cerdo todavía emite passwords, que funcionan en la versión Master System!!! Los viejos jugadores con contraseñas pueden usarlas en ambas plataformas, lo cual me voló la cabeza y podría ser el crossplay intergeneracional más grande de la historia).

Imagen relacionada

El último pensamiento… Si tienen hijos, sobrinos pequeños… Cualquier infante puede tener ahora una excelente aproximación de lo que fue para muchos la era dorada del videojuego (técnicamente es de la segunda era dorada), con gráficos que los atraigan a la vez de tener un gameplay, historia y dificultad de la vieja escuela. Éste título, junto con varios buenos remasters/remakes, deben ser la mejor forma de traer a las más recientes chamacadas a nuestra experiencia, de cara a enfrentar de mejor manera al universo del videojuego.

¡Que la nostalgia los acompañe!

Paul Jagger Administrator

Jugador ávido, con cierta obsesión por obtener el 100%. Entusiasta de la Historia y Cultura Gamer, comparto reviews y holidays de videojuegos de todos los tiempos, algún meme, pensamiento o noticia. Todo con sencillez y buen humor, sin aspirar a Hardcore.

follow me

También te puede interesar

Dejar un Comentario