Rumbo a esa colina: por fin tenemos toda la verdad de Shingeki no Kyojin

El capítulo 139 del manga de Hajime Isayama fue publicado, y con él, le decimos adiós a la obra después de casi 12 años.

Once años con siete meses,139 episodios y miles de emociones, eso fue lo que nos hizo pasar el manga Attack on Titan, que el día de hoy llego a su fin. Pero, ¿respondió todas las preguntas? Aquí haremos el recuento, por lo mismo, si no has visto el último capítulo, corre a hacerlo, porque habrá spoilers del gran final de Shingeki no Kyojin.

Empezando por resolver lo que planteamos aquí: la redención de Eren Jaeger, a quien vemos desde la primera página, disculpándose con Armin y explicándole todo lo que tuvo que sacrificar para que fueran libres, porque sí, se convirtió en asesino para protegerlos y que se convirtieran en las personas más respetadas del planeta. Por lo que, mientras recorren los lugares que soñaron de niños, Eren se disculpa y aclara nuestras dudas.

Sí, Ymir se liberó de su maldición de amor, aquella que pocos entendieron pensando que Isayama en realidad no le dio respuesta, y sí lo hizo, pero de manera implícita (al igual que la mayoría de las cosas). Mikasa hizo lo que ella no pudo: hacer lo correcto e ir contra su amor sin traicionarlo. Puede que también tenga que ver el que Eren le correspondió, algo que la Fundadora pudo notar y que, nos destrozó el corazón leerlo, porque eso los vuelve canon.

Annie y Armin también son canon n.n

Lo segundo es el que Eren permitiera la muerte de su madre, y es que como lo explicó, después de besar la mano de Historia y activar una parte del poder del Titán Fundador, su cabeza se llenó del pasado, presente y futuro, por lo que existe la posibilidad de que pudiera interferir con las situaciones, por lo que el hecho de que mandara a Dina a comerse a su madre para que todo comenzará, tiene sentido, lo que aceptaría la teoría del bucle infinito, de cierta manera.

Regresando a Ymir, con su libertad llegó también la de los eldianos y la maldición del titán, junto con el parásito que las provocó, por lo que los caminos también desaparecieron. Esto nos trajo a Connie y a Jean de vuelta, quienes se despidieron de Sasha, la que apareció justo cuando los titanes se fueron. Y aquí, probablemente otra de las escenas más recordadas, al Capitán diciéndoles adiós a todos los de la Legión, entregando su corazón una última vez.

Levi Ackerman despidiéndose de sus compañeros

Antes de eso y algo que me hizo llorar a mares, fue que se despidió de todos, incluso de Annie y Reiner, los traidores que fueron perdonados, y que también lloraron la muerte del “loco suicida”. El problema fue todo lo que vino después, porque sí bien, Levi y los niños se fueron a la tierra de Onyankapon, no todos son momentos felices.

Falta demostrar ante lo que queda del ejército marleyano que ya no hay peligro, que son seres humanos normales. Algo que Armin resuelve, como al parecer también lo hará con Eldia, tres años después, que ahora está armada y fue tomada por los Jaegeristas, pese a que Historia sigue siendo reina (y ahora es madre, y está casada con el granjero). Todo respaldado por Hizuru. Creo que este es un buen homenaje hacia Eren, gritando “Pelea” por todos lados. Aunque este podría parecer un cabo suelto, tampoco lo es, porque el ser humano tiende a repetir sus errores, y aunque Armin está ahí para “salvar a la humanidad” y que se den cuenta de que derramar más sangre sería idiota, es un buen mensaje.

Y por último está nuestra querida Mikasa, que se llevó la cabeza de Eren para enterrarla en paz, en el lugar donde comenzó todo, con él tomando una siesta. Probablemente sí le guardará luto por diez años, aunque el chico nunca se olvidará de ella, tal como lo vimos con el gesto del ave que le colocó la bufanda… ambos son libres.

Es bonito pensar que Eren reencarnó

Las historias de horror sí tienen finales felices… aunque como Shingeki no Kyojin nos demostró desde el principio, todo conlleva un sacrificio, y en este caso fue el de nuestro querido protagonista, a quien sólo nos queda darle un último Shinzō wo Sasageyo y llorarle durante trece años, o dos mil.

¿Qué te pareció el final? ¿Isayama te debe la terapia? No olvides contarnos, pero recuerda hacerlo con respeto, no sólo por la obra, también hacia el autor y los miembros del fandom que piensan diferente a ti. Una cosa es expresar tu opinión, otra llegar al acoso y la agresión, no saques tu demonio por favor. ¡Nos vemos hasta el invierno!


Redactora, editora, soñadora.

follow me

También te puede interesar

Dejar un Comentario