Renacimiento de los juegos de rol de perspectiva isométrica

Los mal llamados juegos de rol de perspectiva isométrica o isométricos, siendo la forma correcta a utilizar axonométrico, proveniente de proyección axonométrica, son representativos de una generación completa de juegos.

La vista de arriba – abajo proveída por la perspectiva isométrica, como Baldur’s Gate, permitía a los jugadores sumergirse en el ambiente, justo en el momento en el que los gráficos de PC estaban mejorando a pasos agigantados. El género evolucionó a una perspectiva más personal y cercana a través de los juegos de rol multijugador en línea “MMORPGs” como World of Warcraft y juegos de un solo jugador como The Witcher 3.

BG

En años recientes el renacimiento de los juegos isométricos de rol ha sido liderado por excelentes series como la de Divinity: Original Sin, Pillar’s of Eternity, Age of Decadence y Wasteland 2, además de juegos como Tyranny y Torment: Tides of Numenera. Debemos agradecer el disfrutar de muchos de ellos al éxito del mecanismo de crowfunding, en especial KisckStarter, como han sido: Divinity, Torment y Wasteland 2.

Esta nueva generación de juegos trata de revivir el estilo de juegos de la antigua infinity engine utilizada en los clásicos juegos de rol de computadora o CRPG’s, con Pillar’s intentando convertirse en un nuevo Baldur’s Gate, Torment nombrándose el sucesor espiritual de Plane Escape: Torment, y juegos como Tyranny creando una nueva visión dentro del género.

Age of Decadence tiene una presentación y visuales anticuada, con una historia poco interesante, pero el universo y la manera de ir descubriéndolo a través de varias jugadas mantiene el interés y el misterio. El juego permite muchas formas de impactar la experiencia y el desarrollo del personaje es extremadamente importante.

EoD

Divinity: Original Sin entrega una experiencia de combate muy buena, con un diseño ingenioso de la mecánica del uso del terreno y las habilidades. Es uno de los mejores juegos del género, quizás el mejor del grupo. La historia no es su mayor fuerte, pero es bastante divertido. El diseño de las quest está muy bien pensado

Pillar’s of Eternity es un juego sólido, pero sufre de demasiado dialogo. El combate no es el mejor, pero resulta divertido. El diseño de los quests es bueno. Su historia es envolvente, pero no revolucionaria, probablemente por el interés de mantenerse cercano a Baldur’s Gate.

Tyranny, tiene una temática interesante, permitiendo participar en un mundo en el cual el mal ha ganado, pero las constricciones del presupuesto se sienten en el diseño, especialmente en las áreas jugables y tiempos de carga. Cuenta con buenos personajes y nivel de modificación. Su combate es mejor que el de Pillar’s debido al spellcrafting, y los combos de los NPC’s, pero el hecho de solo contar con tres (3) tipos de enemigos impide que sea más divertido.

Torment tiene un comienzo intrigante pero al final la historia se hace tediosa y no tan bien desarrollada. Las crisis, en concepto interesantes, permiten soluciones sin necesidad de llegar a la violencia y no siempre resultan divertidas. El diseño de los sidequests fue muy bien logrado.

PoE

Wasteland 2 es un juego divertido, a pesar de que la historia no es innovadora y el combate es un gusto adquirido para muchos al ser estrategia en tiempo real o “RTS”. El combate fue bien diseñado, pero llega a sentirse sencillo y desbalanceado luego de un tiempo de juego, dependiendo de la dificultad. Donde se destaca este título es en l diseño de los mapas, guión y las consecuencias.

A pesar de que estos juegos son producto de bajos presupuestos han tenido gran éxito, lo que demuestra que algo hacía falta, no se había logrado llenar un espacio en el género RPG. Los juegos de perspectiva isométrica intentan que el jugador no pierda el tiempo en tareas innecesarias, cada mapa se crea por una razón específica y se interactúa con lo debido, se puede decir que es una experiencia más focalizada, al tiempo que permite una gran cantidad de opciones en la manera del jugador crear su historia, forma en que se trata de limitar ser muy lineal.

Agradezco el renacimiento de este tipo de juegos, pero en mi opinión, ninguno de los juegos hasta ahora desarrollados se puede considerar un verdadero clásico moderno, a mi entender, los que más cercanos están, por lejos, son Divinity: Original Sin, que carece de una historia de peso, Tyranny, a pesar de lo limitado del juego y tiempos de carga y Age of Decadence, éste último adolece de valores de producción bajos. Esto resulta un tanto irónico ya que los sucesores “oficiales” o “espirituales”, aun teniendo en sus equipos de desarrollo a miembros que participaron en la creación de los juegos que tratan de emular, se quedan cortos en sus premisas e intenciones.

De continuar las entregas de este tipo de juegos, tengo la confianza de que seguirán mejorando y que en el futuro alguno de los estudios nos dejará una pieza maestra de la cual disfrutar y hablar por muchos años.

indhirap Editor
No te pierdas las publicaciones del autor, solo aquí en Geek Laak

También te puede interesar

Dejar un Comentario