¿Qué tanto sabes de?… Las lesiones de videojuegos en los viejos tiempos

Si bien ya hablaremos de los e-Sports, recordemos antes los fuertes dolores y molestias derivadas de las arcades o los controles de la NES y el PSOne…

Jugar en una forma profesional sucede como en cualquier otra actividad, puede tener sus riesgos que se llevan al límite a quien lo esté practicando: los especialistas médicos de las ramas de la ortopedia y terapia física han tenido encuentros con los atletas electrónicos, incluso antes de que existiera la denominación eSports, en los juegos competitivos de primera persona a nivel competitivo.

Las lesiones en éste ámbito son menos usuales como en los Arcades, “maquinitas”, como eran mejor conocidas en México y algunos lugares de Latinoamérica; durante la década de los 80s donde vemos surgir la fiebre ya sea de “la muñeca Space Invaders“, en 1981, o como el famoso “codo de PAC-MAN“, por lo que antes la lesión de los músculos y tendones del codo eran más graves.

Por el sobre esfuerzo repetitivo donde la contracción prolongada de las fibras musculares del antebrazo genera una tensión en los puntos de los tendones en el hueso del codo, todo por intentar lograr una “kill screen” con el puntaje más alto en dicho videojuego. Algunas de las lesiones en los salones de Arcade, son las ocasionadas por los juegos de baile o ritmo, donde se veía desde esguinces de tobillos, hasta descalabrados por intentar el estilo acrobático coreano en estos videojuegos.

En cuanto a los años 90’s se exentan de las lesiones como “atletas” electrónicos, por el gran éxito de la fiebre por Nintendo, pero se hace mención por dolores en los dedos causados por largas horas de juego, utilizando el control plano de las consolas de la NES, quien daría de qué hablar después de una década con el lanzamiento del Nintendo Wii, al tener un control más avanzado y basado en la captura de movimientos.

El Wii exigió al jugador movimientos reales para realizar acciones en pantalla, llevándonos a una de las estrellas del show en términos de lesiones en videojuegos, con la llamada “Wiitis”. Se podría hacer una última mención por las “palmas perforadas” gracias al juego Mario Party durante la vida del Nintendo 64 a finales de los 90s, al usar el tercer joystick.

¿A ustedes les han dado una lesión por haber jugado? Ya sea por apretar por la desesperación o ver el joystick por locura, en lo personal, a mí sí, al punto que tuve que usar venda por al menos un mes tras jugar por las ansias de no morir.

Fuente: ESPN

Daniel Monteros Administrator
No te pierdas las publicaciones del autor, solo aquí en Geek Laak

También te puede interesar

Dejar un Comentario