¡No le cortes! Studio Ghibli se negó a mutilar metraje de La princesa Mononoke

Harvey Weinstein era conocido por hacer ediciones a muchas películas a espaldas de los directores, sin embargo, perdió la guerra cuando se enfrentó a Hayao Miyazaki.

Disney hizo un trato en 1996 con Studio Ghibli, la potencia de la animación de Miyazaki, para lanzar copias en inglés de sus películas en los Estados Unidos, y fue la filial de Weinstein, Miramax, la que recibió la tarea de lanzar La Princesa Mononoke . La reputación de Weinstein le fue tan fuerte que el productor de Miyazaki le envió al ejecutivo del estudio una espada de samurai con una nota que decía “Sin cortes” adjunta a la hoja. Aún así, la advertencia no fue suficiente para evitar un ataque de Weinstein.

En el libro próximo publicarse llamado Compartiendo una casa con el hombre interminable: 15 años en Studio Ghibli, el ex ejecutivo Steve Alpert revela que Weinstein se volvió loco cuando Miyazaki se negó a escuchar su solicitud de cortar tiempo de ejecución de La Princesa Mononoke de 135 minutos a 90 minutos. Alpert escribe que Weinstein se enfureció y lo amenazó con arruinar su carrera.

¡Si no logras que Miyazaki corte la película de mierda, nunca volverás a trabajar en esta industria de mierda! ¿Me entiendes? ¡Nunca!

Amenaza por parte de Weinstein, según Steve Alpert

La película estaba en la mira de Harvey Weinstein para ser recortada.

Miyazaki conservó los privilegios de corte final sobre sus películas como parte del acuerdo Disney-Ghibli, por lo que Weinstein no pudo ser “Harvey Scissorhands” y cortar a La Princesa Mononoke. El cineasta le dijo a The Guardian en 2010 que Weinstein lo “bombardeó” con “ataques agresivos” para cortar la película. Miyazaki agregó: “Lo derroté”. El libro de Alpert es la primera vez que se informa que Weinstein también atacó a otros ejecutivos de Ghibli, los cuales Alpert dirigió en la división internacional de Ghibli entre 1996 y 2011.

La única vez que se llegó a cambiar algo de las películas de Studio Ghibli fue con el lanzamiento de Kiki: Entregas a domicilioAlpert escribe en el libro que Disney agregó música y efectos de sonido al estreno teatral de los Estados Unidos, pero cuando se notificó esto, Alpert fue directo con el productor a cargo del estreno y le gritó “el tipo de cosas que hacen que un hombre llore”. En otras palabras, no toques las películas de Miyazaki.

Actualmente Hayao Miyazaki trabaja en dos películas una suya y otra en colaboración con su hijo Goro Miyazaki, mientras que Weinstein cumple una condena de 23 años por violación y agresión sexual.

Además de haber aprendido a nunca cortar nada que venga de Studio Ghibli (¿Quién querría hacerlo?), ¿Qué opinas de esta situación? ¿Te imaginas qué escenas hubieran cortado para americanizarla? Te leo en los comentarios.

Fuente: IndieWire

No te pierdas las publicaciones del autor, solo aquí en Geek Laak

También te puede interesar

Dejar un Comentario