Madre ahorca y asesina a su hijo por jugar con el teléfono celular en la madrugada

Alexandra Dougokenski podría pasar hasta 38 años en prisión por el crimen contra un menor de edad, ocultar el cadáver, y entregar información falsa a la policía.

Uno pensaría que una mamá sería incapaz de hacerle daño a su propio hijo. Lamentablemente, la historia nos ha demostrado como ciertas circunstancias pueden orillar a una madre a realizar actos atroces. Tal fue el caso en este desgarrador suceso que tuvo lugar en el estado de Río Grande del Sur en Brasil, pues una mujer con el nombre de Alexandra Dougokenski confesó que ahorcó a su niño de tan solo 11 años con una cuerda. Esto tras encontrarlo despierto a altas horas de la noche jugando con su teléfono celular.

Pese a que la mujer de 33 años fue acusada del asesinato el pasado 2 de julio, según el reporte de las autoridades de la localidad, la muerte de Rafael Mateus Winques sucedió el 15 de mayo de este año, el mismo día en que la madre reportó la supuesta desaparición de su hijo a la policía del municipio. Es por lo anterior, que las primeras investigaciones tenían el objetivo de encontrar al menor con vida. Sin embargo, según comenta el jefe de de la Policía Civil, Eibert Moreira Neto, aparecieron elementos que colocaban a la madre como sospechosa.

Rafael Mateus Winques de tan solo 11 años de edad.

Fue hasta 10 días después cuando encontraron el cuerpo sin vida del infante con marcas de asfixia, en una caja ubicada en la cochera de un domicilio cercano. Posteriormente, tras una confrontación de las autoridades con Alexandra, el 27 de junio la mujer confesó haber asesinado a su hijo. Sin embargo, en esta primera versión de los hechos, la madre explica que el homicidio ocurrió de manera accidental tras haberle administrado medicamentos que le ocasionaron una sobredosis, y tras enterarse de su muerte, puso una cuerda sobre el cuello del niño para moverlo.

No obstante, dicho relató contaba con numerosas inconsistencias. En primer lugar, el hogar en donde sucedió el asesinato se encontraba a 400 metros del hospital más cercano. De igual manera, la madre pudo haber cargado a su hijo en su pecho, o haber colocado la cuerda abajo de los brazos del niño. Tras una serie de investigaciones adicionales, Alexandra Dougokenski comentó que “ya no podía vivir con la mentira”, y admitió que asesinó a su hijo tras encontrarlo jugando en su cuarto con el teléfono celular.

Lugar en donde se encontró sin vida el cuerpo del infante.

Las investigaciones adicionales descubrieron que la madre tenia en el historial de navegación de su celular, varios vídeos de violaciones y escenas de sexo en donde se podían observar que las personas sufrieron de asfixia. Lo anterior nos indica que la madre podría tener problemas mentales, por lo que desde el 29 de junio ha permanecido en el hospital Gran Porto Alegre para recibir el tratamiento de salud correspondiente.

Nos gustaría conocer tu opinión sobre este caso tan desgarrador. Déjanos leerte en los comentarios.

Fuente: G1

Ulises Contreras Administrator

Amante de los videojuegos, el cine, y el anime. Me encantan los juegos de pelea, pero soy malísimo en absolutamente todos; Comunicólogo en proceso, originario de Chihuahua, México.

follow me

También te puede interesar

Dejar un Comentario