Los cómics de Fight Club expanden fantásticamente el clásico de culto

El seguimiento de la historia, ofrecido por Dark Horse, aborda genial a los personajes creados en el libro de Chuck Palahniuk en 1996 y llegando al cine 3 años después.

El Club de la Pelea de Chuck Palahniuk es, primero, un libro que vio la luz 1996. Sin embargo, fue la película de 1999 con el mismo nombre protagonizada por Edward Norton, Brad Pitt y Helena Bonham Carter lo que convirtió a Tyler Durden en un nombre común. Fight Club ahora es un clásico de culto, y los fanáticos piden desde entonces una secuela que amplíe la historia, y aunque no pasa en el cine, sí continúa gracias a Dark Horse Comics y sus dos historietas: Fight Club 2 y Fight Club 3, escritos por Palahniuk y que siguen la vida del narrador después de los eventos de la película, con todo y sus rupturas de la cuarta pared.

Diez años después de que concluye la historia original, el narrador, que ahora se hace llamar Sebastian, vive una vida moderada casada con Marla Singer y cuidando a su hijo, mientras toma medicamentos que, por 10 años, han mantenido a raya a Tyler Durden. Sin embargo, Marla no está satisfecha con su apagada vida sexual, y libera a Durden, llevando todo al caos. Fight Club 2 revela que Durden mató a los padres del narrador para asegurar su control, y luego busca atrapar al hijo de Marla y Sebastian para continuar el Proyecto Mayhem, que ha sido renombrado como Rize or Die. Por ello, ahora el narrador va a la guerra contra Durden para salvar a su hijo de la influencia retorcida de Tyler.

La nueva vida de Marla y el narrador se interrumpe con el regreso de Durden.

Fight Club 3, en cambio, obliga a una alianza entre el narrador, Tyler Durden y su hijo para evitar que Rize or Die ajuste el mundo en su visión. Ahí conocemos más sobre ¿Qué es Tyler Durden? El Dr. Wrong dice: “Es un arquetipo. Tyler funciona como una superstición o un prejuicio. Se convierte en parte de la lente a través de la cual se ve el mundo”. Las secuelas de Dark Horse toman la idea de Tyler más allá de la mera enfermedad mental y la expanden en un manifiesto anarquista y sobrenatural que cobra vida. Es una idea siniestra que se propaga como un virus a través del corazón y las mentes de una población susceptible, debilitada por décadas de televisión y IKEA.

Sin embargo, Tyler muere en el holocausto nuclear de su propia creación, para disgusto de sus fans, que se enfrentaron a Palahniuk y debaten la validez del final, pero, nuevamente hay una gran sorpresa cuando Durden emerge de la multitud y mata a Palahniuk antes de que pueda escribir un nuevo final para realmente matarlo.

El cómic juega muchísimo con la cuarta pared y la locura de Durden.

La casa en ruinas en Paper Street y Robert Paulson se abren paso en los cómics de Fight Club. Si bien la historia original tiene más de 20 años, estos cómics integran a la perfección temas centrales de la historia original en nuevos exámenes de Tyler Durden y su lugar en el mundo. Una de esas ideas se resume en una sola cita del Dr. Wrong al final de Fight Club 2 # 6: “Mi punto es que los seres humanos no cultivan ideas. Por el contrario. Las ideas nos cultivan”.

¿Sabías de la existencia de estas sagas? Déjanos leerte en los comentarios.

Fuente: CBR

Paul Jagger Administrator

Jugador ávido, con cierta obsesión por obtener el 100%. Entusiasta de la Historia y Cultura Gamer, comparto reviews y holidays de videojuegos de todos los tiempos, algún meme, pensamiento o noticia. Todo con sencillez y buen humor, sin aspirar a Hardcore.

follow me

También te puede interesar

Dejar un Comentario