La Historia de Acclaim Entertainment – Artículo Gamer & Holiday

Un día como hoy hace 16 años esta gran empresa desapareció… ¡Pero no la olvidaremos jamás!

Las empresas van y vienen todo el tiempo en todas las industrias, pero eso no trivializa el dolor cuando las puertas se cierran por última vez y se llevan sus ideas, proyectos y títulos, y con ello, las ilusiones de ver un juego nuevo de las franquicias que tanto nos gustaron. Les invito a volver a vivir los buenos tiempos de una de las mejores empresas del videojuego de los noventa, que marcaron nuestras infancias/adolescencias de forma fantástica.
 
Varias compañías se forman a partir de empleados descontentos de su anterior trabajo, y algunas otras quieren crear sus propios productos a su manera. En nuestro caso, esto último sucedió en 1987, con una compañía de Delaware que abrió sus puertas bajo el nombre de Acclaim Entertainment, formada a partir del antiguo CEO y algunos empleados de Activision: Greg Fischbach, Jim Scoroposki y Rob Holmes. El nombre Acclaim fue elegido alfabéticamente para quedar delante de su anterior empleador, lo cual era una tendencia común en el medio (Atari -> Apple y Activision -> Accolade -> Acclaim -> Absolute Entertainment). Al inicio, Acclaim hacía ports de los juegos arcade de Midway a consolas, y se dedicó a publicar juegos extranjeros que no tenían un editor americano. Durante este tiempo, juegos como NBA Jam, NFL Blitz, Revolution X, Mortal Kombat, Double Dragon: Revenge y Bust-a-Move le trajeron ganancias considerables, sin olvidar lo increíble que fue nuestra infancia frente a estas maquinitas que, gracias a esta nueva empresa, lograron llegar a la comodidad del hogar en forma de cartuchos. Eventualmente, comenzaron a desarrollar sus propios juegos e incluso compraron compañías para ser desarrolladores de primer nivel como Probe Software, Iguana y LJN. Los títulos con licencia también llenaron su biblioteca, claros ejemplos son The Simpsons, Spider-man, Aliens, Stargate, South Park y Space Jam.
Space Jam (1996) | Insert Coin
Acclaim publicó varios juegos de lucha para el WWF en NES, SNES y Genesis, y aunque les fue muy bien en estas plataformas, perdieron terreno en la siguiente generación contra los de THQ (otra grande que acabó muriendo…). Buscando diversificar, en 1996, Acclaim compró los cómics Valiant y los convirtió en Acclaim Comics, movimiento que acabaría teniendo una gran trascendencia. Su primera franquicia extraída de los cómics fue también el primer juego de consola exclusivo de Acclaim para el N64 y ayudó a llevar el mercado FPS a una nueva atmósfera, armas fuera del mundo utilizadas por un protagonista de una raza rara vez vista en videojuegos enfrentando a animales de la era jurásica (poniéndolo en frío, suena bastante raro ¿no?).
 
Turok: The Dinosaur Hunter fue lanzado para el N64 y PC una década después de que Acclaim llegó al mercado. La compañía estaba financieramente en una situación difícil: sus grandes franquicias se alejaban de la calidad y aceptación del público y los críticos, los títulos de sus subsidiarias (en especial LJN) eran abucheados por baja calidad y nula innovación (honestamente algunos son incomprendidos, aunque muchos si era infumables) y este era como su propio Final Fantasy, de las últimas patadas de ahogado ante la crisis (ya sabemos que es mito, pero qué bien aquí). El esquema de control era diferente y se sentía difícil comparado con shooters del Nintendo 64 de la época, pero los fanáticos elogiaban sus gráficos, música y jugabilidad hasta el punto de convertirse en un éxito impresionante. Para disimular la falta de memoria y el bajo framerate, antecediendo a Silent Hill tuvieron la idea de que siempre hubiera una niebla en la distancia, que agregaba tensión y suspenso si un dinosaurio aparecía de la nada atrapando a Turok desprevenido. Siendo un First-Person Shooter, se destacó por tener una gran cantidad de exploración y entornos abiertos. El juego fue tan exitoso que se desarrollaron más títulos anuales para la franquicia: Dos secuelas y un FPS inspirado en Quake Arena. Después de un gran cartucho como lo fue la secuela directa, Turok 3: Shadow of Oblivion fue el último para el N64. Lanzado en 2000, luciendo gráficos mejorados y varias armas, quitó bastante la capacidad de explorar. La franquicia se desvió de lo que la hizo diferente y destacable, hasta tristemente perderse sin más gloria.
Turok 3: Shadow of Oblivion, Guía completa - MeriStation
 
Shadow Man en ese entonces llegó como otro balde de agua fresca, innovador como él sólo en 1999, disponible para todas las consolas y PC, y viniendo directamente de otro personaje de cómic que Acclaim le compró a Valiant. El videojuego sigue a Michael LeRoi, quien también es Shadow Man, un guerrero vudú que está luchando contra monstruos y demonios liderados por un hombre llamado Legion que busca provocar el apocalipsis. Incursionando como un plataformero action/adventure, se le conoce por ser el más oscuro de los títulos de Acclaim, justo hasta la secuela Shadow Man: 2econd coming, lanzado solo para la PS2. Considerando que no eran para todo público, ambos juegos obtuvieron ventas decentes.
 
Juegos como Extreme-G (carreras futuristas similares a F-Zero o Wipeout pero en versión malvada pues podías matar a tus contrincantes, con toques de ilegalidad cual NFS Underground) y Re-Volt (otro de carreras pero con autos de control remoto, con editor de pistas y una fanaticada que incluso compró sus propios servers y que sobrevive hasta hoy) fueron ejemplos de buenas ideas, aunque no lograron prosperar… Acclaim produjo éxitos para SNES, Sega Gensis, PSOne y N64, pero PlayStation 2, Xbox y GameCube fueron más difíciles de acceder. Los dos últimos juegos de Extreme-G tenían buena música y gráficos, aunque no llegaron a ser mainstream. Lanzaron su última carta, Turok: Evolution, pero el juego lineal y los gráficos fueron descritos como espantosos y poco atractivos. Hicieron dos juegos de ECW desde que perdieron la licencia de la WWF, pero irónicamente ECW se declaró en quiebra por una deuda no pagada a Acclaim. ¿Qué más podría salir mal?
 
Aunque algunos juegos fueron mediocres o promedio en el mejor de los casos, Acclaim tenía algunos ases en la manga. Burnout de Criteron fue un éxito y Acclaim continuó su popular NFL Quarterback Club para los nuevos sistemas. No olvidemos el port de Crazy Taxi, que nos recordó el buen trabajo que hacían pasando éxitos de arcade a consolas caseras, siendo alabado por muchos por su estilo cómico. De forma similar a la serie Tony Hawk de Activision, Z-Axis Ltd creó dos juegos de ciclismo profesional con Dave Mira y desarrollaron un juego de skating profesional llamado Aggressive Inline. Pero… durante este tiempo, el CEO de Acclaim Steve Perry y su política de “mala publicidad es mejor que ninguna” lanzó el marketing más inusual posible, que tristemente fracasó y convirtió a Acclaim en un chiste…
PS2 Aggressive Inline , Dvd game Playstation 2 | Lazada
 
Shadow Man se comercializó mediante el pago de funerales, siempre que la familia aceptara tener una valla publicitaria sobre la tumba anunciando la secuela Shadowman: 2econd coming. (Porque cuando las personas visitan los cementerios para llorar también tienen ganas de leer sobre un nuevo videojuego). Cuando Turok: Evolution estaba saliendo, Acclaim ofreció pagarles a los padres 10,000 dólares si llamaban a su hijo Turok, además de pagarle a cinco gamers para que que cambiaran sus nombres a Turok. Cuando la prensa pidió explicaciones acerca de estas campañas, Acclaim mencionó que recibieron la idea del Dr. Simeon Cantrell del Marketing Science Center de Australia, autor del libro “Market Their Pants Off”. Sin embargo, el autor no existe y el número de ISBN lleva a un libro de chistes de toc-toc. Para promocionar Virtua Tennis, Acclaim decidió pintar con spray sus logos en las alas de palomas y lanzarlas al vuelo durante los partidos. Cuando Burnout 2: Point of Impact salió, la estrategia era pagar multas por exceso de velocidad si decían que iban así de rápido para comprar el título en su día de estreno, lo cual gracias a Dios no se logró llevar a cabo.
 
Debido a las malas ventas y el loquísimo marketing, Acclaim entró en debacle en 2002. En la desesperación decidió que necesitaban sexo y desnudez en el próximo Dave Mira BMX programado para la temporada navideña. Dave Mira denunció el juego y demandó por 20 millones de dólares para que su nombre fuera eliminado del título, querella en la cual fue vencedor y por ello el juego fue renombrado como BMX XXX. Las tiendas no querían venderlo y los fanáticos lo vieron como un truco de mala calidad.
 
El último clavo en su ataúd fue una demanda presentada por Jeff Spangenberg, fundador de Iguana Entretainment, responsable de NBA Jam y en parte de Turok. Spangenberg fue despedido de Acclaim acusando al CEO Gregory Fischbach de engañarlo para que comprara malas acciones de su compañía antes de ser despedido, lo que le hizo perder más de 20 mil dólares, además de que lo presionaba para lanzar juegos subdesarrollados “con o sin errores” con tal de obtener un beneficio rápido, es decir, Turok Evolution. Acclaim tuvo que cerrar sus estudios, declarando deuda de 100 millones y la bancarrota. En los años siguientes su nombre fue comprado y utilizado como Acclaim Games, especializado en juegos online, que también fueron de mala calidad y cerraron. Throwback Entertainment compró varias de las IP de Acclaim y finalmente vendió la franquicia Re-Volt y RC a We Go Interactive Co., Ltd.
Play Re-Volt on N64 - Emulator Online
Al final, la historia fue simple. Acclaim nació, e inteligentemente hizo grandes alianzas para entrar en el mercado de los videojuegos, logrando muchos éxitos. Buscando cubrir demasiado terreno y ganancias a granel, terminaron lanzando juegos mediocres con muy poca esencia, y con el marketing tan extraño y poco efectivo se convirtieron en un hazmerreír para todos: Gamers, la prensa y Wimbledon. Incluso si la gente se mofa de sus últimos años y se burla de sus locuras, todos están de acuerdo con que la marca fue un éxito asombroso que ayudó a allanar el camino para juegos en primera persona en las consolas. Su huella es imborrable y fantástica, sus ports excelentes y sus juegos originales una bocanada de aire fresco en su momento. Nuestros recuerdos se llenaron de sus títulos, y honestamente, esa época sí que fue feliz. ¡Que la nostalgia los acompañe!
 
PD. Si lo vieron enterito con los recuerdos en la cabeza, dejen en los comentarios los #MeLeíTodo y #LaNostalgiaMeAcompaña.
 
PD2. No me olvido de sus peticiones, la próxima semana ya voy con ellas. ¡Gracias por su paciencia!

Paul Jagger Administrator

Jugador ávido, con cierta obsesión por obtener el 100%. Entusiasta de la Historia y Cultura Gamer, comparto reviews y holidays de videojuegos de todos los tiempos, algún meme, pensamiento o noticia. Todo con sencillez y buen humor, sin aspirar a Hardcore.

follow me

También te puede interesar

Dejar un Comentario