El Canal 11 marcó mi vida, dijo el chavorruco… ¡5 series que recordamos con cariño!

Hace muchos años ya, más de lo que la mayoría quisiera admitir, niños se sentaban frente al televisor para admirar por horas estas producciones que, hoy en día, apenas son recordadas.

Canal 11 presentaba caricaturas diferentes a las que había normalmente en TV abierta, venían de diferentes partes del mundo como Los Mooomins de Finlandia, Pingu, que es una serie británica, Babar de Francia y muchos ejemplos más, pero… ¿Cuáles son los que más recordamos con cariño y que poco a poco se pierden en el horizonte?

Ernesto el Vampiro (Ernst le Vampire, Francia, 1989)

Nos contaba una historia que se iba transformando hasta que Ernest despertaba aterrorizado en su ataúd, para después cerrar la tapa y volverse a dormir. Estas historias cómicas y bizarras estaban narradas sin diálogos, sólo con música.

El Conejito Callado (Untalkative Bunny, Canadá, 2001)

Una de las caricaturas más bonitas que han sido olvidadas, seguía el día a día de un conejo amarillo y sus aventuras y desventuras casi siempre en la gran ciudad de Ottawa, Canadá. Contaba con un narrador que ponía el contexto, pues, como lo señala el mismo título, nuestro protagonista no emitía sonido alguno.

Mona la Vampira (Mona the Vampire, Canadá/Francia/Hong Kong, 1999)

Esta caricatura, originalmente canadiense pero que contó con colaboraciones internacionales para su segunda y tercera temporada, cuenta las aventuras de Mona, una niña con muchas trenzas y colmillos de vampiro, mientras pelea contra las fuerzas oscuras con sus poderes imaginarios y sus grandes amigos.

Aventuras de una Mosca (Fly Tales, Canadá, 1999)

Esta miniserie, que otorgaba unos 5 minutos para cada capítulo y no contaba con una sola voz de doblaje, trataba situaciones cómicas en las que esta divertida mosca se quedaba atrapara en algún lado y veíamos cómo lograba salir de la forma más graciosa y singular.

La Bruja Desastrosa (The Worst Witch, Reino Unido/Canadá, 1998)

Esta serie británica sobre una joven bruja de nombre Mildred Embrollo (o Mildred Hubble para los puristas), que no dejaba de cometer errores que nos llevaban a situaciones fuera de control, aunque al final todo siempre se solucionaba con un toque de comicidad. Esta serie, de alguna manera, ha sobrevivido gracias a que hoy cuenta con un remake en Netflix,

Recuerdo con mucho cariño estas series que marcaron totalmente mi infancia y mi gusto por las series, animación y arte. Los invito a que escriban sus programas favoritos de Canal 11 y ¿cuáles les gustaría que volvieran a transmitir? ¿Quisieran alguna reseña o artículo sobre estas u otras series?

Fuentes: FilmAffinity, Mexmads

CherryPosh Editor
No te pierdas las publicaciones del autor, solo aquí en Geek Laak

También te puede interesar

Dejar un Comentario