Anime & Manga – Tomo X: ¿Puedes combinar lo infantil con la crueldad?

La respuesta es sí, Somali to mori no Kami-sama lo logró

Konnichiwa! En esta ocasión vamos a hablar de un contraste un tanto curioso, que me sorprendió bastante y que, en 12 episodios del anime, supieron explotar; desde la inocencia de la infancia, hasta la crueldad que pueden tener a veces los humanos, sí, lo sé, por la imagen y la protagonista que tiene como seis años, puede que no lo parezca, pero ahora te lo voy a decir. ¡Empecemos con Somali and the forest spirit!

Empezaré por el final, tranquilo, no te lo voy a contar, pero tiene una razón, y es que, si ves el primer episodio, probablemente no vayas a más, porque tiene un carácter un tanto infantil y no te dice mucho, yo esperaba ver eso todo el anime, por eso la sorpresa al descubrir que no era así. La segunda cosa es que yo tenía toda la intención de comparar el anime con su respectivo manga, pero después del capítulo final, sinceramente, dudo mucho hacerlo.

Y es que, te deja un buen sabor de boca, además de que lo que estás esperando que suceda, no pasa, así que sabes que esa parte probablemente se encuentre en el manga, pero, después de ver ese cierre, no vas a poder, porque si eres como yo de llorona (te lo reafirmo, por si no era obvio todavía), no vas a querer seguir leyendo, o por lo menos, vas a evitar el final (aunque me parece que todavía no se acaba de publicar, está en un descanso), entenderás a lo que me refiero.

Después de este enorme paréntesis, te explico de qué va: la historia se encuentra en un mundo de fantasía (razón número uno para verlo), hay criaturas extrañas, clanes de las mismas, ¡brujas!, e increíbles ciudades, que te hacen desear que así sean las de aquí (que por cierto, deberían de estar casi vacías, ¿verdad?). Pero, hay un pequeño detalle, no vas a ver a humanos conviviendo con ellos.

No es porque no existan, sino que son cazados como animales, vendidos y comidos. Así que cuando un Golem, cuidador de un bosque, se encuentra con una niña a la mitad de este, bueno, no puede indicar nada bueno, peor si dicho ser guardián sólo tiene mil años de vida y está a dos de que se acabe, por lo que debe encontrar a la familia, o por lo menos a cualquier ciudad humana lejos de este mundo, porque sino…

Técnicamente, los primeros episodios nos hablan de lo que es ser un papá primerizo y cuidar a una niña pequeña de múltiples peligros, entre ellos, su normal curiosidad. Aquí tenemos la parte infantil, que es lo que me imaginé en un principio que sería, por lo que lo elegí en realidad, ya que estamos en el mes del niño, así que esta parte, puede que te mueva un poco por lo recuerdos de tu niñez, o puede que te aburra mortalmente.

Volviendo al punto en el que te dije que se comen y cazan a los humanos, te contaré la otra parte de la historia, porque para empezar, las criaturas vivían en paz, no se metían con ellos, pero por algo precioso (sarcasmo) como lo es el prejuicio, demostraron que no son capaces de soportar lo diferente a ellos, como dice una canción infantil, los humanos llegaron y al ver cuernos y colas, decidieron echarlos en una olla (sí, lo sé, bastante creepy).

Los humanos fueron los primeros en atacar, lo ves en varios capítulos, incluso le llaman los “Grotescos”, les decían así a quienes les ayudaban en ocasiones, o mataban a los que no les hacían nada, por lo que lo verdaderamente grotesco era eso. Y sí, antes de que preguntes, hay varias escenas en las que se puede observar, los ataques más de un lado que del otro, porque al final, las criaturas sólo respondieron, el problema es que ahí en medio queda Somali.

Ella es la pequeña que el Golem cuida como su hija, y es muy lindo ver la interacción, el problema es que Somali está en peligro constante porque nadie debe saber qué es humana, porque la harán pagar por cosas en las que ella no cree, porque aunque la encontró ya grande, la educación que lleva es la de vivir tranquilamente entre ellos, no les teme ni mucho menos los lastima, por lo que en el camino, encuentra a criaturas que darían la vida por ella.

Moraleja: o sí, fanboys y fangirls, en esta ocasión hay moraleja, además, creo que es muy importante, por cuestiones de bullying y eso, sobre todo con nosotros, porque crecimos en la época en la que ser ñoño no era bien visto, menos si eras mujer, o por lo menos yo no me la vi fácil (te dejo el podcast en el que te platico sobre eso), espero que contigo no haya sido así.

Y eso sería todo por hoy, espero que te haya gustado, o si no, me lo puedes hacer saber. Por cierto, ¿van al día con el manga de Demon Slayer? Yo me muero de ansiedad por saber qué va a pasar con Tanjiro, si tú quieres platicar tus ideas conmigo, te dejo mi twitter: @d_MmaryJo (de una vez visitas el perfil de Geek-Laak). No olvides pasar a la nota random y nos vemos la próxima semana, sayo!

Soy un sensual panquecito :3

follow me

También te puede interesar

Dejar un Comentario