Anime & Manga: Tomo XVIII – ¡Amor a la mexicana!

Combo: dos mangas de Lit Ediciones, ubicados en una de las fiestas más emblemáticas del país. ¡Así es! Hablamos del Día de Muertos.

Ya sé, ya sé, no estamos en esas fechas, pero con el confinamiento y todo lo demás, puede que ni siquiera podamos celebrar el Día de Muertos como se debe, o peor, que pase tan de largo como se ve que serán las vacaciones de verano, por lo menos en algunos países. En fin, yo sólo pido mi pancito de muerto, porque si el coronavirus me quita eso, yo no respondo….

Volviendo al tema y continuando con los mangas hechos en México que nos trae Lit Ediciones, y aprovechando que estamos en el mes LGBTQ+, porque la editorial se especializa en el género yaoi (atent@s fujoshis y fudanshis), en esta ocasión te hablaré de dos historias cortas, y que disfrutarás mucho, aunque advertencia, son para mayores de 18 años (ya vez porqué se disfruta, *guiño, guiño*).

Empecemos con Mictlán: “[—] nos cuenta una historia alegre, divertida y a la vez inesperadamente triste, así como una forma nueva de ver a la muerte.” Es un manga de 28 páginas, salidas de la mente de Sol Ébano, que no pudo elegir una mejor sinopsis, ya que cumple con los tres adjetivos que la describen.

Como tantas otras veces, no te voy a spoilear, si quieres saber la historia detrás de Chris y Leo, vas a tener que leerlo, pero, además de decirte que me encantó su arte, sobre todo la forma en que plasmó a la muerte, te puedo contar que también habla del sacrificio, del amor, en especial, pero no, no me refiero al que se da entre los protagonistas, sino el que se puede ver cada noviembre en los panteones del país, o en la selección de ofrendas.

Si eres mexicano (o de algún otro país que lo festeje pero que, perdón, desconozco cuáles sean), entenderás a lo que me refiero, ya que te llena de nostalgia, porque es el día para recordar, celebrando, a los seres queridos que partieron (para más referencias puedes ver Coco, a excepción del hecho de que sin foto no pasas, así se ve la fiesta). Y te digo todo esto, porque tal vez, cuando leas Mictlán, no dudarás en pensar que ojalá hubieras hecho lo mismo, por lo menos el significado del hecho

Pasando con el segundo manga del día, tenemos Calaveras de Azúcar, manga en el que Romero (ya te había contado sobre otra de sus historias) “[—] nos muestra que, de una forma bastante interesante, los muertos regresan al mundo de los vivos para resolver sus asuntos pendientes. Debes tener cuidado con lo que deseas ya que puede terminar de una forma inesperada.”

Y la razón por la que me gustó, es porque nos muestran cómo eran tratados los “mayates” (te imaginarás qué significa), y es que aun hoy en día, se puede ver, la homofobia, tristemente (al igual que muchos otros “motivos” de discriminación). Saliendo de temas en los que no me gusta opinar del todo, porque me considero una ignorante del tema, te puedo contar que es bastante divertido y… curioso, no lo puedo nombrar de otra manera.

Muy curioso, diría yo, porque además de que el diseño es visualmente muy agradable, siguen los contrastes de colores, que creo, son el sello de la autora, aunque podemos ver más detalles, por lo que, a pesar que el contraste de blanco y negro se pierda, moriría por verlo a color, no solamente por los charros, sino que en especial, los caballos ella los dibuja precioso, créanme.

Y esto es todo, recuerda dejarnos tu opinión, siempre con respeto y sin spoilers, tus comentarios son bienvenidos, al igual que me sigas en Twitter, aquí abajito está el botón que te lleva a mi perfil. De nueva cuenta, gracias a Lit Ediciones, por compartirnos sus maravillosas historias, si quieres leerlas en físico y directamente hasta tu casita, te dejo el link, al igual que no dudes visitar su página oficial. Sayo!

Soy un sensual panquecito :3

follow me

También te puede interesar

Dejar un Comentario